fbpx
Read Time:3 Minute, 11 Second

Si te das un golpe, si te sientas mal, si no te mueves o te mueves poco, o si de repente te crees que eres Hulk y te pasas realizando un esfuerzo puedes provocar un patrón incorrecto de movimiento.

 

Ejemplos:

  • Golpe en la rodilla- Dolor – Compenso con la otra pierna para no apoyar mucho con la dolorida.
  • Me siento como en la imagen – “redondeo” la lumbar – debilito los extensores lumbares – sobrecarga en la musculatura superior o inferior para realizar movimientos como levantar un peso.
  • No me muevo – Rigidez muscular, articular y fascial – Cualquier mínimo esfuerzo superará mi umbral y me lesionará.
  • Me creo Hulk – como no lo soy y mis capacidades son muuuuucho inferiores sobrecargo músculos, estiro demasiado de tejidos como fascias, ligamentos o tendones que se rompen o sufren una distensión o comprimo excesivamente discos articulares o meniscos que se dañan.

 

Todo esto acaba en algo que no gusta, y el cuerpo va a a intentar ir por el camino fácil. Así que se va. amover según le convenga para no provocar dolor o para reducir el gasto de energía.

 

Afortunadamente  tenemos las herramientas necesarias para reestablecer movimientos que detectamos que son insuficientes o excesivos. Solemos pecar de insuficiencia, y eso suele provocar el sobreuso de zonas adyacentes.

Un movimiento incorrecto repetido durante meses o años puede producir descompensaciones que al principio pasarán inadvertidas pero más adelante pueden convertirse en lesión del tejido y posible dolor.

 Atendiendo a la imagen, si las vértebras lumbares se flexionan demasiado abrirán el espacio posterior hacia donde tiende a emigrar el núcleo del disco. Esto puede desencadenar en una protusión del disco intervertebral o en una hernia.
 
Si tenemos una zona hipermóvil, como en este caso la región lumbar, lo más normal es que compensemos con rigidez en otra, como puede ser  la región dorsal o las caderas. Estas zonas perderán movilidad y para recuperar la zona debemos  adaptar la fascia y reentrenar la musculatura extensora dorsal o de caderas para conseguir un mayor movimiento.


Para reducir estos bloqueos es de gran utilidad la terapia manual. Y para que esta musculatura sepa activarse también cuando está alargada(trabajo excéntrico o extensibilidad) necesitaremos un trabajo específico de reentrenamiento motor.

 

Disminuir el tiempo de mala posición en la silla siempre ayudará pero lo más importante es realizar después movimientos en contra de la resistencia de los tejidos rígidos y activando la musculatura que está más débil.

 

 

En la rigidez, además de la musculatura, influyen otros factores como fascias, cápsulas articulares, ligamentos o inervación. Cuanto más rígida es una zona, más hipermóvil se vuelve la que está al lado. ​​Es muy común que primero se origine la rigidez(debido en gran parte al sedentarismo) y como consecuencia se cree una zona con excesivo movimiento. Si no tengo un movimiento completo en una parte del cuerpo, lo sacaré de otra. Como dice Sahrmann: “El cuerpo sigue el camino de la mínima resistencia”.

 

Otro ejemplo claro lo podemos encontrar en las personas que mantienen los hombros elevados. Éstas personas tienen muy débiles los músculos que descienden las escápulas (fibras inferiores de trapecio). La musculatura que los suben(angular del omóplato y fibras superiores de trapecio) es demasiado corta y mantiene una elongación constante de las fibras inferiores. Cada vez que esta persona eleve los brazos o coja pesos por encima de su cabeza va a subir los hombros excesivamente ya que su cuerpo “sigue el camino de la mínima resistencia”.

 

imagen para la web de Rodrigo Guadián sobre osteopatía, pilates, control motor y reeducación postural en Alcalá de Henares

 

 

 

Si no se equilibra el balance tensión/extensibilidad de esta musculatura escapular, posiblemente aparezca dolor cervical, cefaleas o descompensaciones secundarias en miembro superior. En general, si no hacemos esto entre la musculatura que realiza un movimiento y la que lo frena (agonista y antagonista) aumentaremos la aparición de patologías musculoesqueléticas, vasculares y nerviosas.


Rodrigo Guadián
Osteopatia y Pilates.
Alcalá de Henares
info@rodrigoguadian.com
@rodrigoguadian

1 0
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleppy
Sleppy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Rodrigo Guadián Sevilla.
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  1&1.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad