Read Time:1 Minute, 56 Second
imagen para la web de Rodrigo Guadián sobre osteopatía, pilates, control motor y reeducaciones postural en Alcalá de henares


Hoy en día son muchas las personas que trabajan o realizan actividades sentadas y una mala posición puede facilitar diferentes lesiones. La columna vertebral tiene diferentes curvas a lo largo de su recorrido.En la zona cervical y lumbar, al tener una forma cóncava, hablamos de lordosis y en la zona dorsal, al ser convexa, de cifosis. El respaldo de nuestro asiento debería tener unos apoyos que le permitan a la columna respetar sus curvas fisiológicas, ni aumentarlas ni disminuirlas. Y una ligera inclinación posterior evita que la gravedad  actúe directamente a través del eje longitudinal de la columna y disminuye la presión que se ejerce sobre los discos. Al tener esta inclinación disminuimos la intensidad de trabajo de la musculatura erectora y una mayor facilidad para mantener la columna en una posición estable durante todo el tiempo que necesitemos estar sentados.

imagen para la web de osteopatía y Pilates y control motor y reeducación postural en Alcalá de Henares de Rodrigo Guadián
Cambios de presión sobre la columna lumbar en distintas posturas de sedestación (Diagnóstico y Tratamiento de las alteraciones del movimiento, Shirley A. Sahrmann)


En la imagen superior podemos observar diferentes posturas de la columna al sentarnos:
En la imágen A, la presión discal es máxima ya que el respaldo está a 90 grados. El peso recae sobre las últimas lumbares. A medida que bajamos desde las cervicales hacia el sacro, cada vértebra soporta más peso que la anterior.
En B, tenemos el soporte lumbar que evita la flexión lumbar excesiva pero mantenemos 90 grados. Es mejor que A pero no es suficiente.
En C, tenemos inclinación pero falta apoyo en zona lumbar.
La imagen D es la ideal ya que tiene el respaldo inclinado 110 grados y un apoyo lumbar.  Así las curvas se mantienen y la presión discal es mínima.
Y en E, el apoyo colocado en la zona dorsal alta facilita una flexión lumbar excesiva aumentando así la presión discal en esta zona.
Por supuesto, todas estas observaciones no se pueden aplicar siempre pero cuando tengamos posibilidades de regular nuestro asiento, hagámoslo! Nuestros músculos nos lo agradecerán.


Rodrigo Guadián
Osteópata e Instructor de Pilates
Alcalá de Henares
info@rodrigoguadian.com
@rodrigoguadian



0 0
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleppy
Sleppy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cerrar
Cerrar