• 25 junio, 2016 /  General, Osteopatía

    Cuando se transfieren fuerzas a través de la columna en el sentido que marca la flecha debemos mantener una posición neutra para que el disco intervertebral pueda absorberlas. Si realizamos una inclinación o una flexión/extensión excesiva favorecemos que el disco no se comprima de forma homogénea, de tal manera que podríamos desarrollar posibles PROTUSIONES o HERNIAS. Insisto en que esto es así cuando se transfieren fuerzas a lo largo del eje longitudinal (como la propia gravedad si estamos de pie).
    Un ejemplo claro es la típica SENTADILLA. En este ejercicio se realiza una activación de la musculatura de las piernas mientras la columna mantiene sus curvas fisiológicas. Pero si la zona lumbar se arquea o flexiona excesivamente podríamos estar comprometiendo los discos intervertebrales de esta zona y esto se puede agravar si añadimos pesas.
    En las clases de Pilates y en el Reentrenamiento Motor se le presta mucha atención a la alineación de la columna y corregimos movimientos incorrectos o malas posturas de la vida diaria y de los deportes que practicamos. El Movimiento es la clave.

    46011_405317609534209_730790364_n

    Rodrigo Guadián
    Osteópata e Instructor de Pilates
    info@rodrigoguadian.com
    @rodrigoguadian
     

     Si te ha gustado este artículo compártelo en:

    Posted by admin @ 11:30

    Tags: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Please type the characters of this captcha image in the input box

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada