• El dolor cervical afecta al 70% de la población en algún momento de sus vidas y está situado inmediatamente después del dolor lumbar en costes anuales por compensación laboral. Los tomos 1 y 2 de La columna cervical de Torres Cueco nos ofrece un gran abanico de opciones en el diagnóstico y tratamiento de la columna cervical pero, como hicimos en la última reseña, antes de verlo detenidamente vamos a estudiar un poco más uno de ellos: el latigazo cervical o whiplash.

    A la consulta acuden muchas personas que han sufrido accidentes de tráfico durante los cuales su columna cervical ha sufrido excesivamente. Durante este gesto, determinada musculatura se distiende y se contrae bruscamente. Esto provoca un desequilibrio y es necesario un diagnóstico y un tratamiento adecuado. Pero también hay que tener en cuenta qué sucede a nivel articular. Tal y como expone el libro, es de vital importancia conocer el síndrome facetario cervical, el cual implica una disfunción de las articulaciones cigapofisarias.

    Imagen de las posibles lesiones en las articulaciones cigapofisarias tras un latigazo cervical.

    Imagen de las posibles lesiones en las articulaciones cigapofisarias tras un latigazo cervical del ibro La columna cervical. Síndromes clínicos y su tratamiento manipulativo. Figura 4-4. Pág.169

    La causa de dolor mas frecuente tras un latigazo cervical está relacionado con una lesión de estas articulaciones. Esto no quiere decir que no haya musculatura afectada. Hay que valorar cada caso pero es importante tener en mente a la hora del diagnóstico lo que pueden llegar a sufrir estas articulaciones.

     

    Las articulaciones facetarias más comúnmente afectadas son C4-C5,  C5-C6 Y C2-C3 – La mayoría de las lesiones detectadas a nivel de la cápsula articular, cartílago, o hueso son indetectables con métodos diagnósticos de imagen. Son muchos los casos de latigazo cervical que perduran en el tiempo. Un tiempo excesivo para una lesión solamente muscular.

    Movimientos de la columna cervical durante el whiplash del libro Lacolumna cervical. Síndromes clínicos y su tratamiento manipulativo- Figura 4-6. Pág 172

    Movimientos de la columna cervical durante el whiplash del libro Lacolumna cervical. Síndromes clínicos y su tratamiento manipulativo- Figura 4-6. Pág 172

     

    El movimiento que se sucede durante el latigazo cervical no comprende una simple flexoextensión de la columna cervical. Es algo más complejo. Incluye rectificación torácica y cervical, compresión vertical y curvas sigmoides.

    La deformación sigmoide que sufren los segmentos intermedios produce un pellizcamiento de la cápsula y del cartílago articular. Del libro Lacolumna cervical. Síndromes clínicos y su tratamiento manipulativo. Figura 4-9. Pág 173

    La deformación sigmoide que sufren los segmentos intermedios produce un pellizcamiento de la cápsula y del cartílago articular. Del libro Lacolumna cervical. Síndromes clínicos y su tratamiento manipulativo. Figura 4-9. Pág 173

    La compresión vertical en la columna existe porque el conductor sufre un desplazamiento de todo su cuerpo hacia arriba provocado por el asiento. El desplazamiento hacia delante es evidente pero también existe este otro que provoca que sus vertebras impacten entre sí como si la columna fuese un acordeón. Ese impacto ocurre mientras la columna sufre una deformación sigmoide. Durante esta compresión vertical existe un excesivo contacto de las articulaciones cigapofisarias que realizan un movimiento de extensión no fisiológico.

    Estas articulaciones rotan alrededor de un eje tal y como observamos más abajo en la imagen (a) pero al elevarse la columna (compresión vertical), la articulación cigapofisaria sufre un impacto con su homónima de la vertebra inferior (b).

    eje rotacion extension whiplash

    Eje instantáneo de rotación en una extensión fisiológica y en un latigazo cervical. Del libro La columna cervical. Síndromes clínicos y su tratamiento manipulativo. Figura4-8. Pág 173

     

    Existen test que nos permiten diagnosticar si el paciente tiene un síndrome facetario y maniobras que facilitan una decoaptación de la articulación cigapofisaria. Es importante habilitar un espacio mayor entre esas vértebras para que los elementos que forman la articulación, como las estructuras meniscoides, vuelvan a su lugar.

     

    works.3649.cover.w_800.q_95.jpgEste es uno de los apartados que de forma mucho más extensa expone el libro La columna cervical. Tomo2 – Síndromes clínicos y su tratamiento manipulativo. En él encontramos una obra de consulta en la que podemos encontrar diagnósticos y tratamientos de los diferentes síndromes de la columna cervical. Es un libro extenso, estructurado y ordenado. Además de apartados como el del latigazo cervical que hemos mencionado en este post, cabe destacar capítulos como “Manipulación cervical y accidentes neurovasculares” y “Aproximación terapéutica al paciente con dolor cervical crónico”

    works.3677.cover.w_800.q_95.jpgSu predecesor es La columna cervical. Tomo1 – Evaluación clínica y aproximaciones terapéuticas. Contiene datos recientes y actualizados sobre anatomía clínica y biomecánica de la columna cervical, análisis de procedimientos para una correcta evaluación, descripción con detalle del síndrome miofascial, déficits de control neuromuscular, técnicas neurodinámicas y de movilización/manipulación articular. Su tamaño es manejable, tapas blandas y contiene gran cantidad de imágenes y fotos que facilitan su comprensión. El enfoque de la rehabilitación actual debería inspirarse más en obras como ésta.

    En definitiva, podemos decir que estos 2 tomos van a ayudar mucho a cualquier profesional que se dedica al tratamiento del dolor en la columna cervical. Y otra cosa a resaltar, su precio me parece muy asequible teniendo en cuenta la cantidad de herramientas que ofrece y la calidad de sus contenidos. Además,los interesados en adquirir la obra o cualquier otro libro, recordad que la editorial pone a disposición de los seguidores del blog el código BLOG10 con el cual se obtiene un 10% de descuento.

    La Editorial Médica Panamericana ha cedido a este blog las imágenes para su uso exclusivo en este artículo y  no pueden ser reproducidas por nadie sin permiso de la editorial.
    Rodrigo Guadián
    Osteópata e Instructor de Pilates
    info@rodrigoguadian.com
    @rodrigoguadian
     

     Si te ha gustado este artículo compártelo en:

    Tags: , , , , , , , , , ,

  • 24 febrero, 2015 /  Análisis del movimiento, General, Osteopatía
    Una mala posición al dormir puede tensar determinadas estructuras, sobre todo si es una posición en ACORTAMIENTO muscular. Durante el sueño (principalmente en la fase REM), los músculos mantienen una actividad que puede favorecer más ese acortamiento. También puede ocurrir lo contrario: la excesiva LAXITUD que proporcionamos durante el sueño a los tejidos que se mantienen estirados, puede llegar a dificultar su contracción cuando ésta sea necesaria.
    DORMIR TUMBADO BOCA ABAJO ES UNA DE LAS PEORES POSICIONES PARA NUESTRA COLUMNA CERVICAL. En la imagen “stomach position” observamos la rotación que mantiene esta zona. Al prolongar esta posición en el tiempo podemos alterar la alineación normal de las vértebras o comprimir estructuras nerviosas que forman el plexo braquial.
    En las imágenes “Normal side” y “Normal back position” podemos observar la importancia del grosor de la almohada. Cada persona necesita un grosor diferente dependiendo de sus dimensiones y de la lordosis cervical.
    Si nos fijamos en las dos imágenes superiores de la derecha veremos una ligera pero importante diferencia en la ALINEACION DE LA PELVIS. Para evitar esto y la consecuente inclinación lumbar debemos tener en cuenta:
    – Es importante tener un colchón que se amolde a nuestra estructura corporal y a los pesos de las diferentes zonas.
    – Colocar una almohada entre las rodillas (como podemos observar en las imágenes inferiores) permite mantener las piernas paralelas. Con ello, además, evitamos la compresión del nervio ciático. Importante en personas con excesiva rigidez en los rotadores externos de cadera.Es necesario dormir en una buena posición, de hecho, es IMPOSIBLE restablecer determinadas disfunciones del movimiento si no cambiamos una mala postura durante el sueño.
    imagen para En que posicion duermes
    Rodrigo Guadián
    Osteópata e Instructor de Pilates
    info@rodrigoguadian.com
    @rodrigoguadian
     

     

    Si te ha gustado este artículo compártelo en:

    Tags: , , , , , , ,

  • 6 febrero, 2015 /  Análisis del movimiento

    A continuación podemos observar diferentes desalineaciones posturales que podemos corregir mediante Reentrenamiento motor y ejercicios de Pilates adaptados a cada necesidad:

    • Sway back: El desplazamiento anterior de la pelvis obliga a la columna a lo contrario para que el centro de gravedad no se vea desplazado. Posible retroversión de la pelvis, acortamiento de los isquiotibiales y del recto del abdomen.
    • Lumbar lordosis: La anteversión de la pelvis produce una excesiva rigidez en la musculatura lumbar y en los flexores de la cadera.

    imagen sobre postura y alineación para la web de Rodrigo Guadián sobre Osteopatía y Pilates en Alcalá de Henares

    • Toracic Kyphosis: La excesiva curva de la zona dorsal (hipercifosis) produce una exagerada curva en las cervicales (hiperlordosis) para que el sujeto pueda mantener la cabeza en posición neutra. También facilita que los hombros se adelanten (abducción escapular) y que el codo apunte hacia el lateral (rotación interna de la cabeza del húmero) en vez de posteriormente.
    • Forward Head: En esta imagen la principal desalineación es la protusión de la cabeza. Para corregir esto se deben realizar ejercicios muy específicos para corregir la Cervical Baja que está en Flexión y la Cervical Alta que está en extensión.
    • Good posture: La musculatura mantiene una postura perfecta debido a que sus fibras no están ni alargadas ni acortadas. La contracción que realizan los músculos anteriores de este sujeto para mantenerle de pie es la misma que realizan los posteriores, es decir, existe un equilibrio entre musculatura agonista y antagonista.
    Rodrigo Guadián
    Osteópata e Instructor de Pilates
    info@rodrigoguadian.com
    @rodrigoguadian
     
     
    Si te ha gustado este artículo compártelo en:

    Tags: , , , , ,

  • 19 junio, 2012 /  Análisis del movimiento, Pilates

    Los 5 principios básicos de Pilates son:
    1) La respiración
    2) Estabilidad de la zona lumbopélvica
    3) Alineación de la caja torácica
    4) Estabilidad y movimiento del cinturón escapular
    5) Colocación de la cabeza y las cervicales

    La caja torácica se expande cuando nuestros pulmones se llenan de aire. El diafragma y otros músculos se contraen para facilitar este movimiento. En la espiración ocurre el movimiento contrario y el diafragma se relaja para que la caja torácica descienda como si se deslizase por un embudo hacia la pelvis.

    El abdomen conecta la caja torácica con la pelvis y es importante la alineación de las costillas durante el movimiento. Cuando inspiramos profundamente el abdomen está muy elongado como para poder estabilizar la zona. Y cuando soltamos el aire del todo los oblicuos se contraen demasiado como para poder realizar movimientos libres de la columna, sobre todo en extensión. La alineación de la caja torácica la buscaremos en un punto intermedio aunque estará más cerca de soltar el aire y descender costillas que del gesto contrario.

    imagen sobre la inspiración para la web de Rodrigo Guadián sobre Osteopatía y Pilates en Alcalá de Henares

    La tendencia natural al inspirar es abrir demasiado la parte anterior de la caja torácica y como hemos visto en el Principo Básico de Respiración buscaremos expandir la zona posterolateral de costillas. Esto es más fácil cuando nuestro abdomen se contrae ligeramente e impide que la caja torácica se abra demasiado. Pero también es importante no hundir la caja torácica excesivamente ya que podemos desactivar el transverso abdominal y provocar demasiada flexión torácica.

    imagen sobre la espiración para la web de Rodrigo Guadián sobre Osteopatía y Pilates en Alcalá de Henares

    Debemos mantener la alineación neutra de la cajá torácica por 2 razones importantes:

    – Para poder contraer de forma eficiente las diferentes capas abdominales. Es importante comenzar los movimientos con esta alineación porque las fibras musculares comienzan a activarse en su rango medio. Es decir, no están previamente ni muy alargadas ni muy contraidas. De esta manera el abdomen mantendrá la estabilidad del CORE o CENTRO de forma más eficiente. El instructor realizará las modificaciones necesarias para que realicen Pilates con seguridad tanto las personas que tienen un abdomen acortado como las que tienen sus fibras demasiado alargadas.

    Porque vamos a ayudar a la columna a mantener curvas más homogéneas durante los diferentes movimientos. Un exceso de movilidad en una parte de la columna repetido durante mucho tiempo puede facilitar contracturas y/o comprometer los discos intervertebrales.

    Rodrigo Guadián
    Osteópata e Instructor de Pilates
    Alcalá de Henares
    info@rodrigoguadian.com
    @rodrigoguadian

     

    Si te ha gustado este artículo compártelo en:

    Tags: , , , , , , , ,

  •  

    Varios factores como traumatismos, malas posturas, sedentarismo o los esfuerzos excesivos pueden provocar un patrón incorrecto de movimiento. Afortunadamente cada vez está más estudiado el movimiento óptimo de cada articulación y tenemos las herramientas necesarias para restablecerlo si lo perdemos. Un movimiento incorrecto repetido durante meses o años puede producir descompensaciones musculoesqueléticas que al principio pasarán inadvertidas pero más adelante cursarán con dolor ya que pueden desencadenar en patologías severas.

    imagen de excesiva flexión lumbar para la web de Rodrigo Guadián sobre Osteopatía y Pilates en Alcalá de Henares

    Excesiva flexión lumbar en sedestación

    Por ejemplo, si en vez de sentarnos con la espalda recta lo hacemos como vemos en la imagen, la zona lumbar se flexiona excesivamente y la musculatura posterior que nos mantiene erguidos se acostumbra a estar alargada. Esa musculatura va a perder la capacidad de contraerse cuando, por ejemplo, levantemos un peso. Si las vértebras lumbares se flexionan demasiado abrirán el espacio posterior hacia donde tiende a emigrar el núcleo del disco. Esto puede desencadenar en una protusión del disco intervertebral o peor, en una hernia.

     

    Si tenemos una zona hipermóvil, como en este caso la región lumbar, lo más normal es que compensemos con rigidez en otra, como puede ser  la dorsal. Las vertebras dorsales van a perder movilidad y podemos decir que tienen un bloqueo. En este caso, debemos relajar la zona dorsal y reentrenar la musculatura lumbar para conseguir un movimiento óptimo que evite problemas como los anteriormente mencionados.

    El bloqueo en la zona dorsal va unido a que la musculatura se mantiene excesivamente acortada e impide el movimiento. Para reducir este bloqueo es de gran utilidad la terapia manual (osteopatía, masaje, etc..). Y para que esta musculatura sepa activarse también cuando está alargada(trabajo excéntrico o extensibilidad) necesitaremos un trabajo específico de reentrenamiento motor de la zona lumbar en la posición neutra de la que habla Pilates. Éste será más efectivo después de la terapia manual. El cambio de posición en la silla es muy importante ya que si no lo llevamos a cabo estaremos perdiendo el tiempo con el reentrenamiento. En resumen, se trata de fortalecer lo débil y estirar la musculatura acortada. En la mayoría de los casos es un trabajo muy localizado de determinada musculatura y es necesario que durante las primeras semanas realicemos los ejercicios individualmente mediante la supervisión de un buen especialista del movimiento.

    imagen de esqueletoHablamos de una articulación hipermóvil cuando supera los movimientos fisiológicos normales y de una articulación rígida cuando no los alcanza. En la rigidez, además de la musculatura, influyen otros factores como fascias, cápsulas articulares, ligamentos o inervación. Cuanto más rígida es una zona, más hipermóvil se vuelve la adyacente. Hoy en día es muy común que primero se origine la rigidez(debido en gran parte al sedentarismo) y como consecuencia se cree una zona con excesivo movimiento. Si no tengo un movimiento completo en una parte del cuerpo, lo sacaré de otra. Como dice Sahrmann: “El cuerpo sigue el camino de la mínima resitencia”.

    Otro ejemplo claro lo podemos encontrar en las personas que mantienen los hombros elevados. Éstas personas tienen muy débiles los músculos que descienden las escápulas (fibras inferiores de trapecio). La musculatura que los sube(angular del omóplato y fibras superiores de trapecio) es demasiado corta y mantiene una elongación constante de las fibras inferiores. Cada vez que esta persona eleve los brazos o coja pesos por encima de su cabeza va a subir los hombros excesivamente ya que su cuerpo “sigue el camino de la mínima resistencia”.

    Si no se equilibra el balance tensión/extensibilidad de esta musculatura escapular, posiblemente aparezca dolor cervical, cefaleas o descompensaciones secundarias en miembro superior. En general, si no hacemos esto entre la musculatura que realiza un movimiento y la que lo frena (agonista y antagonista) aumentaremos la aparición de patologías musculoesqueléticas, vasculares y nerviosas.

    Rodrigo Guadián
    Osteópata e Instructor de Pilates
    Alcalá de Henares
    info@rodrigoguadian.com
    @rodrigoguadian

     

    Si te ha gustado este artículo compártelo en:

    Tags: , , , , , , , , , ,