•  

    Varios factores como traumatismos, malas posturas, sedentarismo o los esfuerzos excesivos pueden provocar un patrón incorrecto de movimiento. Afortunadamente cada vez está más estudiado el movimiento óptimo de cada articulación y tenemos las herramientas necesarias para restablecerlo si lo perdemos. Un movimiento incorrecto repetido durante meses o años puede producir descompensaciones musculoesqueléticas que al principio pasarán inadvertidas pero más adelante cursarán con dolor ya que pueden desencadenar en patologías severas.

    imagen de excesiva flexión lumbar para la web de Rodrigo Guadián sobre Osteopatía y Pilates en Alcalá de Henares

    Excesiva flexión lumbar en sedestación

    Por ejemplo, si en vez de sentarnos con la espalda recta lo hacemos como vemos en la imagen, la zona lumbar se flexiona excesivamente y la musculatura posterior que nos mantiene erguidos se acostumbra a estar alargada. Esa musculatura va a perder la capacidad de contraerse cuando, por ejemplo, levantemos un peso. Si las vértebras lumbares se flexionan demasiado abrirán el espacio posterior hacia donde tiende a emigrar el núcleo del disco. Esto puede desencadenar en una protusión del disco intervertebral o peor, en una hernia.

     

    Si tenemos una zona hipermóvil, como en este caso la región lumbar, lo más normal es que compensemos con rigidez en otra, como puede ser  la dorsal. Las vertebras dorsales van a perder movilidad y podemos decir que tienen un bloqueo. En este caso, debemos relajar la zona dorsal y reentrenar la musculatura lumbar para conseguir un movimiento óptimo que evite problemas como los anteriormente mencionados.

    El bloqueo en la zona dorsal va unido a que la musculatura se mantiene excesivamente acortada e impide el movimiento. Para reducir este bloqueo es de gran utilidad la terapia manual (osteopatía, masaje, etc..). Y para que esta musculatura sepa activarse también cuando está alargada(trabajo excéntrico o extensibilidad) necesitaremos un trabajo específico de reentrenamiento motor de la zona lumbar en la posición neutra de la que habla Pilates. Éste será más efectivo después de la terapia manual. El cambio de posición en la silla es muy importante ya que si no lo llevamos a cabo estaremos perdiendo el tiempo con el reentrenamiento. En resumen, se trata de fortalecer lo débil y estirar la musculatura acortada. En la mayoría de los casos es un trabajo muy localizado de determinada musculatura y es necesario que durante las primeras semanas realicemos los ejercicios individualmente mediante la supervisión de un buen especialista del movimiento.

    imagen de esqueletoHablamos de una articulación hipermóvil cuando supera los movimientos fisiológicos normales y de una articulación rígida cuando no los alcanza. En la rigidez, además de la musculatura, influyen otros factores como fascias, cápsulas articulares, ligamentos o inervación. Cuanto más rígida es una zona, más hipermóvil se vuelve la adyacente. Hoy en día es muy común que primero se origine la rigidez(debido en gran parte al sedentarismo) y como consecuencia se cree una zona con excesivo movimiento. Si no tengo un movimiento completo en una parte del cuerpo, lo sacaré de otra. Como dice Sahrmann: “El cuerpo sigue el camino de la mínima resitencia”.

    Otro ejemplo claro lo podemos encontrar en las personas que mantienen los hombros elevados. Éstas personas tienen muy débiles los músculos que descienden las escápulas (fibras inferiores de trapecio). La musculatura que los sube(angular del omóplato y fibras superiores de trapecio) es demasiado corta y mantiene una elongación constante de las fibras inferiores. Cada vez que esta persona eleve los brazos o coja pesos por encima de su cabeza va a subir los hombros excesivamente ya que su cuerpo “sigue el camino de la mínima resistencia”.

    Si no se equilibra el balance tensión/extensibilidad de esta musculatura escapular, posiblemente aparezca dolor cervical, cefaleas o descompensaciones secundarias en miembro superior. En general, si no hacemos esto entre la musculatura que realiza un movimiento y la que lo frena (agonista y antagonista) aumentaremos la aparición de patologías musculoesqueléticas, vasculares y nerviosas.

    Rodrigo Guadián
    Osteópata e Instructor de Pilates
    Alcalá de Henares
    info@rodrigoguadian.com
    @rodrigoguadian

     

    Si te ha gustado este artículo compártelo en:

    Tags: , , , , , , , , , ,