• 14 julio, 2016 /  General, Osteopatía

    Durante el embarazo se producen diferentes descompensaciones en el cuerpo. El centro de gravedad se desplaza en sentido anterior y la cadera se ve obligada a realizar una rotación externa para que los pies abarquen más superficie de soporte y sea más fácil mantener el equilibrio. La zona lumbar aumenta su lordosis fisiológica y la pelvis realiza una báscula anterior consiguiendo así posteriorizar el centro de gravedad. Para que estas modificaciones en el cuerpo no provoquen desequilibrios importantes ni lesiones en músculos, ligamentos, discos intervertebrales y otras estructuras, se puede practicar Pilates con ejercicios adaptados tanto en suelo como en máquina.

    182499_410838788982091_56189588_n

    Rodrigo Guadián
    Osteópata e Instructor de Pilates
    info@rodrigoguadian.com
    @rodrigoguadian
     

     Si te ha gustado este artículo compártelo en:

    Posted by admin @ 8:24

    Tags: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Please type the characters of this captcha image in the input box

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada