• Los flexores de la cadera también se encargan de realizar la anteversión de la pelvis. Para contrarrestar este movimiento contamos con los isquiotibiales y el abdomen, los cuales facilitan la retroversión. Estos grupos musculares son capaces de trabajar de forma CONCÉNTRICA, es decir, de activarse al acortar sus fibras. Al hacer esto, cada grupo realizará el movimiento de la pelvis que le 1.06.12corresponde. Pero lo más importante y lo que menos solemos entrenar es que también deben ser capaces de realizar un trabajo EXCÉNTRICO (activación muscular mientras se alargan). Con ello, cada grupo también será capaz de FRENAR o por lo menos participar en  su  movimiento contrario y de tener CONTROL sobre éste. En la imagen podemos observar cómo la rigidez o excesiva activación concéntrica de los flexores provoca demasiada anteversión de la pelvis. Lo ideal sería entrenar los isquiotibiales y el abdomen para favorecer algo de retroversión y el control excéntrico de los flexores de la cadera para que participen en ese movimiento. De esa manera podremos tener más control sobre la pelvis si buscamos mantenerla en una posición neutra (centrada entre la anteversión y la retroversión).

    Rodrigo Guadián
    Osteópata e Instructor de Pilates
    info@rodrigoguadian.com
    @rodrigoguadian
     

     Si te ha gustado este artículo compártelo en:

    Posted by admin @ 21:31

    Tags: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Please type the characters of this captcha image in the input box

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada