• Los flexores de la cadera también se encargan de realizar la anteversión de la pelvis. Para contrarrestar este movimiento contamos con los isquiotibiales y el abdomen, los cuales facilitan la retroversión. Estos grupos musculares son capaces de trabajar de forma CONCÉNTRICA, es decir, de activarse al acortar sus fibras. Al hacer esto, cada grupo realizará el movimiento de la pelvis que le 1.06.12corresponde. Pero lo más importante y lo que menos solemos entrenar es que también deben ser capaces de realizar un trabajo EXCÉNTRICO (activación muscular mientras se alargan). Con ello, cada grupo también será capaz de FRENAR o por lo menos participar en  su  movimiento contrario y de tener CONTROL sobre éste. En la imagen podemos observar cómo la rigidez o excesiva activación concéntrica de los flexores provoca demasiada anteversión de la pelvis. Lo ideal sería entrenar los isquiotibiales y el abdomen para favorecer algo de retroversión y el control excéntrico de los flexores de la cadera para que participen en ese movimiento. De esa manera podremos tener más control sobre la pelvis si buscamos mantenerla en una posición neutra (centrada entre la anteversión y la retroversión).

    Rodrigo Guadián
    Osteópata e Instructor de Pilates
    info@rodrigoguadian.com
    @rodrigoguadian
     

     Si te ha gustado este artículo compártelo en:

    Tags: , , , ,

  • 13 febrero, 2015 /  Análisis del movimiento, General, Pilates

    escapula y musculosEl cinturón escapular tiene una única articulación ósea con la caja torácica: la articulación esternoclavicular. El resto de unión con el tórax lo realiza la musculatura toracoespacular. Y eso permite que los movimientos de las escápulas sean amplios y en muchas direcciones.
    Por un lado, debemos conseguir un equilibrio entre el tono y la extensibilidad de esta musculatura para evitar movimientos incontrolados de las escápulas. Y por otro lado, la ANTICIPACION es muy importante. Es decir, si conectamos esta musculatura y estabilizamos nuestras escápulas en una posición idónea ANTES de mover los brazos o la columna, estaremos evitando, entre otras cosas, tensión en el cuello.
    Las escápulas deben permanecer planas sobre la caja torácica (evitando el alado del borde interno escapular o que el angulo inferior sobresalga) y su posición debe estar comprendida entre D2 y D7.

    Para que esto sea así, Pilates permite trabajar correctamente músculos clave como:
    – Serrato anterior. Interviene en el movimiento de Abducción.
    – Romboides. Aducción.
    – Fibras medias del Trapecio. Aducción
    – Fibras inferiores del Trapecio. Descenso.

     

    Rodrigo Guadián
    Osteópata e Instructor de Pilates
    info@rodrigoguadian.com
    @rodrigoguadian
     

     

    Si te ha gustado este artículo compártelo en:

    Tags: , ,

  • 4 octubre, 2012 /  Análisis del movimiento, Pilates

    Los 5 principios básicos de Pilates son:
    1) La respiración
    2) Estabilidad de la zona lumbopélvica
    3) Alineación de la caja torácica
    4) Estabilidad y movimiento del cinturón escapular
    5) Colocación de la cabeza y las cervicales

    Las escápulas son 2 huesos planos que realizan 6 movimientos diferentes en relación al tórax:

    ELEVACION – DEPRESION, ADDUCCION- ABDUCCION, CAMPANEO EXTERNO – CAMPANEO INTERNO

    imagen de movimientos escapulares para la web de Rodrigo Guadián sobre Osteopatía y Pilates en Alcalá de Henares

    Cada vez que realizamos un movimiento con nuestros brazos o trabajamos en contra de una resistencia estamos transfiriendo fuerzas a través del cinturón escapular. Su alineación es muy importante ya que podemos prevenir dolores o eliminarlos. Evitaremos tensión en el cuello ya que músculos como trapecio o angular se encargan, entre otras cosas, de elevar los hombros y una acción excesiva de esta musculatura puede llegar a sobrecargarlos.

    ¿Cómo estabilizamos el cinturón escapular?

    Antes de cada movimiento debemos encontrar la zona neutra. Entendemos que las escápulas están en una posición neutra cuando:

    – Se mantienen entre D2 y D7 (según la dirección del movimiento de elevación/depresión)

    – Su borde medial permanece a 5 cm de la columna (según la dirección del movimiento addución/abducción)

    – Permanecen planas sobre el tórax

    escápula para la web de Rodrigo Guadián sobre Osteopatía y Pilates en Alcalá de Henares

    Pilates expone que para conseguir estabilidad escapular debemos evitar posiciones tan comunes como la elevación o la protracción. Esto es algo muy común en muchos casos y es necesaria la supervisión del instructor para facilitar una óptima posición del cinturón escapular. Para conseguir esto realizaremos una contracción en forma de “V” en nuestra espalda de tal manera que activaremos el trapecio inferior y ayudaremos a descender las escápulas. Los movimientos serán de DEPRESION y ADDUCCION.

    Igualmente también hay personas que tienen hombros descendidos, en tal caso el instructor dará las órdenes correctas para conseguir un acortamiento de las fibras más alargadas que están produciendo este descenso y viceversa. Las fibras superiores de trapecio y el serrato anterior son músculos clave en estas posiciones. En la mayorìa de los casos facilitaremos un movimiento de CAMPANEO EXTERNO y ELEVACION.

    Rodrigo Guadián
    Osteópata e Instructor de Pilates
    Alcalá de Henares
    info@rodrigoguadian.com
    @rodrigoguadian

     

    Si te ha gustado este artículo compártelo en:

    Tags: , , , , , , , ,

  • 19 junio, 2012 /  Análisis del movimiento, Pilates

    Los 5 principios básicos de Pilates son:
    1) La respiración
    2) Estabilidad de la zona lumbopélvica
    3) Alineación de la caja torácica
    4) Estabilidad y movimiento del cinturón escapular
    5) Colocación de la cabeza y las cervicales

    La caja torácica se expande cuando nuestros pulmones se llenan de aire. El diafragma y otros músculos se contraen para facilitar este movimiento. En la espiración ocurre el movimiento contrario y el diafragma se relaja para que la caja torácica descienda como si se deslizase por un embudo hacia la pelvis.

    El abdomen conecta la caja torácica con la pelvis y es importante la alineación de las costillas durante el movimiento. Cuando inspiramos profundamente el abdomen está muy elongado como para poder estabilizar la zona. Y cuando soltamos el aire del todo los oblicuos se contraen demasiado como para poder realizar movimientos libres de la columna, sobre todo en extensión. La alineación de la caja torácica la buscaremos en un punto intermedio aunque estará más cerca de soltar el aire y descender costillas que del gesto contrario.

    imagen sobre la inspiración para la web de Rodrigo Guadián sobre Osteopatía y Pilates en Alcalá de Henares

    La tendencia natural al inspirar es abrir demasiado la parte anterior de la caja torácica y como hemos visto en el Principo Básico de Respiración buscaremos expandir la zona posterolateral de costillas. Esto es más fácil cuando nuestro abdomen se contrae ligeramente e impide que la caja torácica se abra demasiado. Pero también es importante no hundir la caja torácica excesivamente ya que podemos desactivar el transverso abdominal y provocar demasiada flexión torácica.

    imagen sobre la espiración para la web de Rodrigo Guadián sobre Osteopatía y Pilates en Alcalá de Henares

    Debemos mantener la alineación neutra de la cajá torácica por 2 razones importantes:

    – Para poder contraer de forma eficiente las diferentes capas abdominales. Es importante comenzar los movimientos con esta alineación porque las fibras musculares comienzan a activarse en su rango medio. Es decir, no están previamente ni muy alargadas ni muy contraidas. De esta manera el abdomen mantendrá la estabilidad del CORE o CENTRO de forma más eficiente. El instructor realizará las modificaciones necesarias para que realicen Pilates con seguridad tanto las personas que tienen un abdomen acortado como las que tienen sus fibras demasiado alargadas.

    Porque vamos a ayudar a la columna a mantener curvas más homogéneas durante los diferentes movimientos. Un exceso de movilidad en una parte de la columna repetido durante mucho tiempo puede facilitar contracturas y/o comprometer los discos intervertebrales.

    Rodrigo Guadián
    Osteópata e Instructor de Pilates
    Alcalá de Henares
    info@rodrigoguadian.com
    @rodrigoguadian

     

    Si te ha gustado este artículo compártelo en:

    Tags: , , , , , , , ,

  • 2 mayo, 2012 /  Análisis del movimiento, Pilates

    Los 5 principios básicos de Pilates son:
    1) La respiración
    2) Estabilidad de la zona lumbopélvica
    3) Alineación de la caja torácica
    4) Estabilidad y movimiento del cinturón escapular
    5) Colocación de la cabeza y las cervicales

    En esta entrada vamos a dejar claro en qué consiste la Estabilidad de la pelvis y zona lumbar. Pilates propone 2 posiciones diferentes de esta zona para realizar los ejercicios. Éstas son la Posición Neutra y la Retroversión de pelvis.

    La Posición Neutra es la que adoptamos sin realizar ninguna contracción muscular al tumbarnos boca arriba. Esta es la posición en la que la columna lumbar absorbe mejor las fuerzas ya que la presión ejercida sobre los discos vertebrales es homogénea en toda su superficie. El ángulo que forman la sínfisis del pubis y la EIAS es paralelo al suelo en la mayoría de los casos.. Hay excepciones como por ejemplo, las personas con excesiva curvatura lumbar o hiperlordosis.  En este caso cobra especial importancia la introducción de modificaciones y la correcta posición para que el ejercicio resulte beneficioso y podamos realizar progresiones del mismo.

     

    posición neutra para la web de Rodrigo Guadián sobre Osteopatía y Pilates, en Alcalá de Henares

    Posición neutra de la pelvis. La línea que pasa por la EIAS(Espina Iliaca Anterosuperior) y por la sínfisis del pubis es horizontal. Fuente: Cuadernos de Fisiología Articular. Tomo 3.

     

    La Retroversión de pelvis o Imprint consiste en llevar la zona lumbar hacia la colchoneta mediante la activación de la musculatura abdominal. En algunos casos contactará y en otros no. Es una posición que se utiliza para realizar los ejercicios con mayor seguridad, ya que previene la hiperlordosis lumbar y las tensiones que ella provoca. Generalmente cuando comenzamos con Pilates los oblicuos son débiles o están alargados. Los oblicuos menores son los principales encargados evitar que la zona lumbar se arquee. Por lo tanto si colocamos imprint estamos acortando las fibras del oblicuo y con ello tendremos mayor facilidad para mantener su contracción.

    retroversion linea naranja para la web de Rodrigo Guadián sobre Osteopatía y Pilates, en Alcalá de Henares

    Retroversión de la pelvis. La línea que pasa por la EIAS y por la sínfisis del pubis es diagonal. Fuente: Cuadernos de Fisiología Articular. Tomo 3.

     

    Rodrigo Guadián
    Osteópata e Instructor de Pilates
    Alcalá de Henares
    info@rodrigoguadian.com
    @rodrigoguadian

     

    Si te ha gustado este artículo compártelo en:

    Tags: , , , , , , ,