• 28 diciembre, 2015 /  General

    En la siguiente imagen, en la que la cabeza femoral se encuentra fuera del acetábulo, podemos observar el fibrocartílago que permite el movimiento de la articulación en todos los planos. El grosor de este cartílago permite una buena congruencia entre las dos superficies pero con la holgura necesaria para la realización de los diferentes movimientos. La cabeza femoral se desliza LIGERAMENTE dentro de su cavidad. Por ejemplo, para elevar la pierna (FLEXION de cadera) se debe permitir un DESLIZAMIENTO POSTERIOR de la cabeza femoral por parte de determinada musculatura que no está implicada directamente en la flexión. Cuando esto no sucede así, se pueden originar pinzamientos o dolor en la zona. Esta disfunción del movimiento se puede corregir con un buen análisis previo y la elección correcta del reentrenamiento a seguir. Como dijo Joseph H. Pilates, «EL MOVIMIENTO CURA».

    Rodrigo Guadián.
    Osteópata e Instructor de Pilates.
    www.rodrigoguadian.com

    coxofemoral

    Posted by admin @ 12:51

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Please type the characters of this captcha image in the input box

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada